<- Volver al listado de actividades

Banner

Edición

presentación del libro «nosaltres els sense nom» y coloquio posterior

Nosaltres els sense nom.L'anarquista oblidat: de pistoler a ministre
Xavier Díez

De su niñez en una familia reusenca extremamente pobre en los años de pistolero en la Barcelona revolucionaria de la guerra entre la patronal y el anarcosindicalismo, de combatiente antifascista en el frente de Aragón a ministro de Justicia de la República, Joan Garcia Oliver (Reus, 1902 - Guadalajara, Mexic,1980) tuvo una vida de película, a pesar de que hoy sea un hombre olvidado o, mas precisamente, desterrado de la memoria oficial. A diferencia de Salvador Seguí, Federica Montseny u otras figuras del anarquismo catalán, ninguna calle, escuela o biblioteca lleva a su nombre. Nada más lo recuerda una discreta placa cerca del lugar donde nació, quizás porque, como afirma Xavier Diez en el prologo a esta edición de las míticas memorias del anarquista, "un golpe muerto continúa siendo tan polémico como cuando era vivo". Garcia Oliver, efectivamente, nunca fue una figura cómoda. Ni cuando se convirtió en uno de los líderes naturales del movimiento libertario, ni cuando, después de la muerte de Franco se especuló sobre su retorno.