DEL 25 DE ABRIL AL 5 DE MAYO DE 2019

El Institut de les Dones recupera «Regreso a la ciudad del mar», novela inédita de María Beneyto sobre sus vivencias de juventud durante la Guerra Civil

3-05-2019

La Fira del Llibre de València ha acogido esta tarde la presentación de la obra inédita de María Beneyto (València, 1925-2011) Regreso a la ciudad del mar, en la que la autora narra de forma novelada las vivencias de su niñez entre 1937 y 1939, tras el regreso familiar de Madrid a València con motivo de la Guerra Civil. La novela, recién editada por el Institut Valencià de les Dones i per la Igualtat de Gènere como primer volumen de su colección Amb veu pròpia, fue entregada por la propia autora a la filósofa y crítica literaria Rosa María Rodríguez Magda en 2005, mientras preparaban la edición de su Poesía completa (1947-2007). No es, sin embargo, la única obra inédita de Beneyto; de acuerdo con Rodríguez Magda, vicepresidenta de la asociación Clásicas y Modernas y autora de la introducción, todavía no han sido editados algunos de sus poemas y la novela Ofelia 25. También han participado en la presentación María Such, directora general del Institut, y Marina Gilabert, secretaria general de la asociación.

Regreso a la ciudad del mar, escrita como continuación de Antigua Patria (1969) a instancias de Max Aub, narra las vivencias de Beneyto de los doce a los catorce años, los dos primeros en València después de la salida de la familia de Madrid, episodio en que concluye la obra anterior. Allí había pasado ocho años, entre 1929 y 1937, para que su padre, Vicente Beneyto, empleado de banca y militante socialista, probara fortuna como dramaturgo. La familia regresó a la ciudad en 1938, momento en que empieza Regreso a la ciudad del mar, y después de la guerra sufrió represalias por la militancia paterna; Beneyto compatibilizó entonces diversos trabajos con el estudio en una academia. El texto compone así un fresco de las clases populares en la ciudad durante la contienda y aborda temas como la dura situación económica -la familia no se recuperó hasta los años cuarenta-, los bombardeos, las noticias del frente, el primer amor, la muerte, la derrota y el comienzo de la represión; todo ello visto a través de los ojos de una niña.

La autora trabajó en la novela a principios de los noventa pero, de acuerdo con Rodríguez Magda, «no tuvo buena fortuna» al intentar publicarla, pues «era más fácil reivindicar a la María Beneyto poeta». La crítica literaria explica que  mientras Antigua Patria «es la obra de una escritora joven, todavía impactada por los hechos que narra, influida por el realismo social», en Regreso a la ciudad del mar «nos encontramos ante una escritora reconocida, con un universo poético sólido». «Beneyto se hace feminista ella sola, metida en su casa y con el paso del tiempo, al darse cuenta de que las circunstancias y los compañeros literarios le han intentado encasillar en una idea del desarrollo de la mujer que no era el que ella quería», ha considerado Rodríguez Magda.

La directora general del Institut de les Dones i per la Igualtat de Gènere, Maria Such, ha reinvindicado a Beneyto y ha defendido la necesidad de «ponerla en valor y recuperar su memoria como una escritora fundamental que estuvo reconocida al mismo nivel que Sanchis Guarner o Joan Fuster, y fue coetánea de Ana María Matute». «Uno de los papeles del Institut ha de ser reconocer la labor de tantas creadores que hemos tenido y que han estado olvidadas», ha afirmado.

Beneyto, poeta y novelista, es una de las escritoras valencianas más representativas del siglo XX, especialmente de las décadas de los 40, 50 y 60. En 1947 publicó su primer poemario, Canción olvidada, y en 1952 comenzó su trayectoria como escritora bilingüe con la edición de Altra veu y Eva en el tiempo. Durante las décadas de los 50 y 60 obtuvo múltiples premios y reconocimiento nacional. Obras de este periodo son, entre otras los poemarios Criatura múltiple (1953, Premio Valencia de Poesía), Poemas de la ciudad (1956), Tierra Viva (1956), Ratlles a l’aire (1956, premi Ciutat de Barcelona); y en narrativa, La promesa (1958), El río que viene crecido (1960, Premio Valencia de Literatura), La gent que viu al món (1966), La dona forta (1967, Premi Joan Senent de narrativa), obra de personajes colectivos, y Antigua patria (1969, premio Ciudad de Murcia). En 1965, Plaza y Janés editó toda su poesía en castellano publicada hasta entonces, 1947-1964. De 1977 a 1990, dejó de publicar y abandonó toda actividad pública. Dicho año se reeditó La dona forta, y en 1992 recibió el Premi de les Lletres Valencianes de la Generalita. A partir de entonces fueron publicados numerosos poemarios, así como la obra narrativa De la inconforme resignación y otras historias (1999).