DEL 25 DE ABRIL AL 5 DE MAYO DE 2019

Lucas Marco: «El olvido de la Brigada Político Social sería impensable en una democracia consolidada»

1-05-2019

“El olvido de la Brigada Político Social sería algo impensable en otro país con una democracia consolidada, como Alemania”, ha señalado el periodista Lucas Marco con motivo de la presentación esta tarde en la Fira del Llibre de Simplemente es profesionalidad. Historias de la Brigada Político Social de València (Institució Alfons el Magnànim, 2018). En su obra, Marco, que obtuvo la I Beca de Periodismo de Investigación Josep Torrent otorgada por la Unió de Periodistes Valencians y la Institució Alfons el Magnànim, desvela quiénes eran los agentes de la represión franquista en València y ofrece un extenso retrato sobre un tema, que, según el periodista, “ha sido poco estudiado en España”.

“La Brigada Político Social era una policía política clásica, propia de una dictadura autoritaria fascista, cuya finalidad era desactivar, perseguir y reprimir a la oposición franquista”, ha destacado Lucas Marco. El periodista ha añadido que la brigada no solo actuaba contra comunistas, anarquistas o socialistas, sino también contra liberales moderados o católicos progresistas.

Asimismo, Marco ha explicado que los primeros gobiernos democráticos “recuperaron a esos agentes” y que además “reciclaron” a personajes cuya actuación había sido “turbia y conocida en las filas del antifranquismo”. Estos hechos los simboliza la frase con la que el periodista ha titulado el libro. “Es una cita de Manuel Ballesteros, el agente que más lejos llegó en su carrera tras la Transición, que en una entrevista al diario El País destacó que lo suyo era simplemente profesionalidad, ya que había actuado en la legalidad anterior”, ha señalado Marco.

Por otra parte, Lucas Marco estudia en una parte de su libro la relación que mantuvieron la Gestapo y la Brigada Político Social, un tema sobre el cual Marco ha denunciado que hay poca información. “A partir del año 1939, la Brigada Político Social y el resto de organismos incipientes del franquismo empezaron a recibir asesoramiento de los alemanes”, ha comentado el periodista. Marco ha añadido que los agentes de la Gestapo tenían como objetivo capturar antiguos miembros de la Internacional Comunista y de las Brigadas Internacionales que se habían quedado de forma clandestina después de la guerra en España. “También perseguían y detenían a población judía que huía de Europa, e incluso a masones”, ha añadido.