DEL 25 DE ABRIL AL 5 DE MAYO DE 2019

Carlos Hernández: “El desconocimiento de nuestra historia es muy peligroso; puede causar el auge de la extrema derecha”

27-04-2019

“A muchas generaciones que hemos crecido en democracia se nos ha ocultado nuestra historia, es muy peligroso porque puede causar el auge de la extrema derecha por puro desconocimiento”, ha afirmado Carlos Hernández de Miguel esta tarde en la Fira del Libre de València con motivo de la presentación de su último libro, Los campos de concentración de Franco. Sometimiento, torturas y muerte tras las alambradas (Ediciones B), un trabajo de investigación en el que el autor profundiza en los 300 campos de concentración españoles y que ya va por la tercera edición.

Después de tres años dedicados en exclusiva a investigar este capítulo olvidado de nuestra historia, en los que  Hernández ha visitado decenas de archivos y recurrido a miles de memorias escritas de testigos ya fallecidos, el periodista ha logrado identificar 296 campos de concentración en España, 41 de los cuales se situaron en la Comunitat Valenciana, solo superada en número por Andalucía. Hernández ha explicado que el objetivo del libro es “arrojar luz sobre este periodo de represión de la historia que se nos ha ocultado, para que no haya más impunidad para los verdugos ni olvido para las víctimas”. El autor ha lamentado que “desconocer nuestra historia condiciona totalmente nuestro presente, sino mucha gente no se plantearía vota a la extrema derecha en las próximas elecciones”.

Entre 700.000 y un 1.000.000 de personas pasaron por campos de concentración en España, según Hernández. Los campos del Franquismo tenían como objetivo el exterminio selectivo, el castigo, el sometimiento y la reeducación “para asumir los principios de los sublevados con la gran ayuda que aportó la Iglesia católica”, ha indicado. “El dictador no quería que ni un solo de los prisioneros que capturaba en el frente, ni aquellos civiles que detenía en retaguardia, quedaran en libertad sin haber sido concienzudamente investigados y depurados. Los campos de concentración fueron los lugares en los que se realizó esa selección”, ha asegurado.

Los campos de concentración de Franco documenta cómo la facción sublevada del ejército, y la posterior dictadura, utilizaron todo tipo de recintos para habilitar estos lugares de exterminio, torturas y reclusión. “Miles de espectadores asisten hoy en día a festejos taurinos y a todo tipo de espectáculos en plazas de toros que, en su día, fueron testigo del sufrimiento, el hambre, las torturas y la muerte de miles de prisioneros. Y no tenemos ni idea”, ha afirmado.