53
FIRA DEL LLIBRE DE VALÈNCIA
DEL 26 DE ABRIL
AL 6 DE MAYO DE 2018
JARDÍ DE VIVERS
DEL 26 DE ABRIL
AL 6 DE MAYO DE 2018

Juan José Millás: “Se escribe desde el conflicto, no desde el bienestar”

5-05-2018

 

La Fira del Llibre acoge a las 12:30 de esta mañana la presentación de Que nadie duerma (Alfaguara), el nuevo libro de Juan José Millás (València, 1946), en un acto conducido por Emili Piera. La novela narra las peripecias de Lucía, una programadora informática que, tras perder su trabajo, decide convertirse en taxista y recorrer la ciudad tratando de encontrar a su vecino, del que está enamorada. Ver tambalearse su situación laboral se convierte así en el detonante de un cambio vital para la protagonista. A este respecto, Millás considera que “de las crisis fuertes, si se sale, se sale cambiado. La historia de la literatura está llena de personajes que han dado a su existencia un giro de 180 grados, pero también sucede en la vida real”. “Los conflictos generan oportunidades, de hecho, se escribe desde el conflicto, no desde el bienestar. Uno no escribe cuando se lleva bien con su realidad, sino cuando entre la realidad y uno mismo hay un conflicto”, resalta el autor con motivo de su visita a la Fira.

La ópera Turandot juega un papel muy especial en esta narración, sin embargo, Millás declara no ser “muy aficionado a la ópera, como tampoco lo es mi personaje, pero se da la coincidencia de que un día escucha el aria Nessun Dorma y le llega al tuétano”. En este sentido, señala que su libro está lleno de “ese tipo de casualidades que Jung llamaba sincronicidades, o lo que es lo mismo, la casualidad a la que le damos sentido. Al fin y al cabo, los seres humanos somos cazadores de sentido e intentamos dar algún significado a las coincidencias. Turandot aparece en el texto por casualidad, pero luego va adquiriendo sentido”.

La protagonista de Que nadie duerma se erige como un personaje quijotesco debido a que se trata de “una mujer ingenua y bondadosa: dos características que tiene el personaje de Cervantes, que suelen darse juntas y para las que no parece haber espacio en este mundo. Ese choque que se produce entre la personalidad de Lucía y la personalidad del mundo es una de las peripecias que alimentan la trama”, apunta Millás, para quien, dado el cariz que está tomando el siglo XXI, “ahora quizás necesitamos más Quijotes que nunca”. La propia Lucía ansía ser una mujer-pájaro, animal que para el narrador “representa la libertad. Cuando pensamos en el grado máximo de libertad pensamos en volar, que ha sido el sueño del hombre desde Ícaro”.

Por su desempeño como taxista, Lucía va transportando a distintos personajes que transitan por la narración y que representan “al mundo urbano y a los seres que pululan por una gran ciudad. De hecho, la ciudad es en sí protagonista de la obra”, señala el escritor. Asimismo, Millás resalta las similitudes entre leer una novela y recorrer una ciudad, pues según explica “las calles no sirven sólo para ir de un sitio a otro, sino también para poder desplazarse de un sitio a otro de tu vida y, de igual modo, cuando uno lee una novela interesante está yendo de un sitio a otro de sí mismo”.

COLABORA

FOTOS

VIDEOS